¿Cómo saber si mi casa está bien aislada?

En 2006 entró en vigor el primer Código Técnico de la Edificación (CTE) aprobado mediante RD 314/2006. Supuso la implantación obligatoria de medidas de eficiencia energética en los proyectos de edificios en el sector de la construcción con el fin de reducir el consumo de energía.

Hasta su llegada, solo era obligatorio cumplir con las normas recogidas en la Norma Básica de la Edificación NBE-CT-79, que, a partir de 1980, comenzó a exigir la colocación de aislamiento térmico en las viviendas con recomendaciones no muy exigentes. Los edificios de esos periodos cuentan con espesores claramente insuficientes que van desde 1,5 a 2,5 cm. Esto nos lleva a afirmar que los edificios construidos antes de 2006 presentan niveles de aislamiento térmico insuficientes, por no decir deficientes o muy deficientes y que el parque inmobiliario español, en gran medida, está mal aislado por ser anterior a dicha época.

La primera de las medidas que estableció el CTE en la realización de un proyecto fue la “Exigencia Básica HE 1: Limitación de la demanda de energía”. Esta medida determina que los edificios deben contar de una envolvente que limite la demanda energética de la vivienda para alcanzar el bienestar térmico en su interior. Dicha envolvente debe ser aislante, permeable al aire y resistente a la radiación solar con el fin de evitar problemas higrotérmicos en las edificaciones.

A partir de 2006 con el CTE en vigor, se toma verdadera conciencia de la necesidad de aislar adecuadamente nuestros edificios, tanto los de nueva construcción como los existentes, y se empiezan a incorporar aislantes con espesores mínimos de 6 cm. En la actualidad ya no es sorprendente encontrar edificios aislados con grosores que sobrepasan los 14 cm.

¿Qué ocurre si mi casa está mal aislada?

Pues sencillamente que gastamos más en climatizarla para mantener los niveles de confort interior necesarios. El gasto en climatización de un piso mal aislado o una casa sin aislamiento se nota en las facturas de la luz, gas y/o gasoil, dependiendo del sistema de climatización que disponga la vivienda.

Un aislamiento térmico deficiente hace que el calor interior en invierno (calefacción) y el frío en verano (aire acondicionado) se escapen por las paredes. Está comprobado que aislar la casa reduce la factura eléctrica entre un 40 y un 60%. Al mismo tiempo que contribuimos a la mejora del medio ambiente, al consumir menos electricidad o combustible reduciéndose las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

comportamiento fachada con sate rhonatherm

¿Cómo puedo comprobar de forma sencilla el aislamiento térmico de la casa?

Lo ideal y más fiable es realizar una termografía. Hoy en día existen numerosos profesionales expertos en la realización de informes térmicos. Las cámaras termográficas se han convertido en una herramienta de diagnóstico, económica, sencilla y definitiva cada vez al alcance de más técnicos.

A través de la imagen térmica podemos comprobar si nuestra vivienda está bien aislada y localizar los puntos críticos de nuestros muros por los que se escapan el calor o frío interior.

El equipo técnico de Rhonatherm utiliza la tecnología de las cámaras termográficas desde 2012 para realizar mediciones en obra nueva o rehabilitación. Poder tomar decisiones en base a datos y valores reales sobre el aislamiento de la vivienda a través de la tecnología nos permite descubrir aquellos puntos críticos por los que entra el frío y se escapa el calor en una casa sin aislamiento, o con poco o mal aislamiento térmico en las paredes.

 

Técnicos de nuestro equipo muestran en el siguiente vídeo emitido en Canal 9 el funcionamiento de una cámara termográfica para comprobar el aislamiento de viviendas existentes.

Otra forma de comprobar si nuestras casas están bien aisladas es haciendo agujeros en los tabiques que dan a las fachadas y comprobando la existencia en los muros de cámaras de aislamiento térmico y sus características. Este método resulta un poco incómodo porque va asociado a la realización de obra y puede resultar menos apetecible.

Y por supuesto, si la propia vivienda no dispone de aislamiento térmico en las paredes, puede darnos pistas que nos ayuden a determinar si nuestra vivienda está bien o mal aislada:

  • Podemos observar si en invierno, con la calefacción puesta, se producen condensaciones y aparecen manchas de moho en las paredes.
  • Debemos estar atentos a las ventanas, prestando atención a condensaciones de agua en los cristales.
  • Observar la temperatura en las distintas habitaciones de la casa para detectar si alguna habitación no se calienta o enfría como las demás.
  • Prestar atención a juntas y rendijas de ventanas para comprobar si se escucha el ruido del viento.

 

¿Cómo aislar una casa ya construida por fuera sin hacer obras en el interior?

La instalación de un sistema de aislamiento térmico por el exterior como el SATE rhonatherm nos permite aislar cámaras y viviendas mal aisladas. Si bien es cierto que en obra nueva está teniendo un gran auge y que cada día se está apostando más por el aislamiento SATE en las nuevas construcciones, para aislar una vivienda ya construida el SATE es el tipo de aislamiento perfecto para aislar paredes de viviendas existentes.

De los tipos de aislamiento para viviendas que existen en el mercado, el Aislamiento Térmico por el Exterior SATE, nos permite aislar las paredes utilizando materiales para conservar el calor en invierno y el frío en verano aislando la casa por fuera. Esta es una de las 10 ventajas de colocar SATE en la fachada puesto que nos permite aislar una vivienda ya construida sin necesidad de realizar obras en el interior de la vivienda, evitando y reduciendo así las molestias a los dueños de la vivienda, que no necesitarán salir de su casa o de su piso durante la obra.

 

beneficios aislar exterior rhonatherm

 

Además, tenemos que ver el aislamiento de nuestros edificios no como un gasto sino como una “inversión”. El importe de una obra de aislamiento térmico se amortiza entre 5 y 7 años con los ahorros que se producen en la factura de la luz o gas y además contribuye a la reducción de emisiones a la atmósfera, por tanto, también estaremos cuidando de nuestro planeta.

Si crees que tu vivienda puede estar mal aislada o con bajos niveles de aislante en las paredes y estás pensando en mejorar el aislamiento de tu casa o en aislarla por completo, te recomendamos conocer los aspectos que debes tener en cuenta antes de instalar un Sistema SATE y a contactar sin compromiso con nuestro equipo técnico o través del formulario de contacto de nuestra web. Estaremos encantados de ayudarte.

ahora economico al instar sate en vivienda