Diagnosis de edificios con cámara termográfica

¿Qué es la termografía?

La termografía es una técnica que nos permite obtener, gracias a dispositivos óptico-electrónicos como cámaras termográficas, información sobre la intensidad de radiación infrarroja que emite un cuerpo y medir su temperatura a distancia y sin contacto físico.

Conociendo los datos de las condiciones del entorno (humedad, temperatura del aire, distancia al objeto…), podemos convertir la energía radiada, invisible al ojo humano, en una imagen visible formada a partir de la temperatura superficial de los objetos captados por la cámara.

 

Las cámaras termográficas.

Las cámaras termográficas son muy útiles hoy en día para resolver problemas de mantenimiento, inspeccionar sistemas eléctricos o mecánicos, e incluso evaluar la envolvente de los edificios.

diagnóstico edificios cámara termográfica españa

La principal característica de una cámara termográfica debe ser su sensibilidad térmica para poder detectar diferencias de temperaturas muy pequeñas. Cada pixel de la pantalla de la cámara se corresponde con una medida de la radiación, y por tanto con un valor de temperatura. Una paleta de colores permite distinguir temperaturas diferentes.

Todos los cuerpos a temperaturas superiores a -273ºC emiten energía radiante que se transmite en forma de ondas electromagnéticas de diferente longitud de onda, que no requieren de un medio material para su propagación. A mayor radiación infrarroja, mayor temperatura.

* En termografía hay que evitar tomar datos en materiales metálicos pulidos, con valores de emisividad inferiores a 0,7 que la cámara termográfica no detecta.

 

conceptos relacionados con las cámaras termográficas:

  • Campo de visión FOV. Indica lo que la cámara está viendo o midiendo.
  • Resolución IFOV. Capacidad de visualizar detalles. Depende del detector, de las lentes  y de la distancia.
  • Sensibilidad térmica. Incremento mínimo de temperatura que se puede detectar con la cámara.
  • Exactitud. Capacidad de la cámara para indicar temperaturas que se aproximen a los verdaderos valores de las temperaturas a medir.
  • Rango térmico. Se define a partir de las temperaturas extremas (mínima y máxima) que la cámara puede medir.
  • Escala. Conjunto de temperaturas que pueden medirse dentro de un rango preestablecido. Cuando se optimiza la escala, la cámara es capaz de mostrar hasta 256 tonos cromáticos en una imagen.
  • Enfoque. Es el aspecto más crítico de una medida termométrica. Es similar a un enfoque visual. Un enfoque fino es crucial para obtener mediciones precisas.
  • Paleta de colores. Existen diferentes opciones en la cámara termográfica, como la paleta arcoíris, que proporciona un mayor contraste entre zonas con valores de temperatura cercanos, la paleta de hierro, que puede ofrecer mayor comodidad visual en ciertos casos ya que los colores se mezclan más suavemente, o la paleta de grises, muy recomendable para la mayor parte de las mediciones.
  • Fusión termográfica. Consiste en fusionar una imagen real con una imagen termográfica.
  • Análisis cualitativo. Cuando no es necesario medir la temperatura ni ajustar la emisividad para detectar que existe un problema. Es muy intuitivo y fácil para ver variaciones con respecto al valor normal.
  • Análisis cuantitativo. Requiere termografías radiométricas (acceso a todos los puntos de temperatura que definen la termografía). Se debe conocer la incidencia de ciertos parámetros críticos: carga del sistema, condiciones atmosféricas (viento, humedad…), emisividad.

 

Aplicaciones de la termografía.

Entre las aplicaciones de las cámaras termográficas, podemos enumerar:

  • Aplicaciones eléctricas:
    • Detección de malos contactos
    • Detección de sobrecargas, desequilibrios y armónicos
    • Sobrecalentamientos en máquinas eléctricas, como transformadores, motores…
  • Aplicaciones mecánicas:
    • Rodamientos
    • Acoplamientos
    • Poleas y cintas de transporte
  • Inspección térmica de edificios:

 

Diagnosis de edificios mediante termografía.

La inspección de edificios mediante la tecnología termográfica es una forma potente y no invasiva de supervisión y diagnóstico del estado de los edificios. Gracias a las cámaras termográficas, los profesionales de la construcción, pueden detectar fallos de aislamiento y otros defectos similares de forma facil y rápida. La detección y reparación de fallos de aislamiento pueden generar un gran ahorro de energía.

Una cámara termográfica puede identificar problemas en una fase temprana, de forma que se puedan documentar y corregir antes de que se agraven y resulten más costosos de reparar.

La inspección para el diagnóstico de edificios con una cámara termográfica ayuda a:

  • Visualizar las pérdidas de energía.
  • Detectar un fallo o defecto en el aislamiento de la envolvente.
  • Localizar fugas de aire.
  • Localizar humedad en el aislamiento de muros y cubiertas, tanto en la estructura interior como en la exterior.
  • Detectar moho y áreas mal aisladas.
  • Localizar puentes térmicos.
  • Localizar filtraciones de agua en cubiertas planas.
  • Detectar roturas en tuberías de agua caliente.
  • Detectar fallos de construcción.
  • Encontrar averías en el tendido eléctrico y en los sistemas de climatización.
  • Detectar fallos eléctricos.

 

Nuestro departamento técnico apuesta por la tecnología termográfica.

El equipo de técnicos cualificados y experimentados del Departamento de Prescripción de Isaval, responsable del Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior Rhonather, ofrece asesoramiento a proyectistas, directores facultativos, jefes de obra y técnicos en general. También presta su apoyo los aplicadores formados en los cursos de la Escuela de Formación Teórico-Práctica de la compañía, para el arranque y seguimiento de SATE para cerramientos de edificios.

Equipo técnico diagnosis cámara térmica

Entre sus funciones también está la elaboración de informes técnicos que incluyen estudios de patologías y propuestas de intervención en envolventes de edificios, basados en el uso de la cámara termográfica. Recientemente recibieron formación en las instalaciones de la empresa ADLER, para el manejo de la cámara termográfica FLUKE TI 401 PRO, modelo de última generación que han empezado a utilizar la empresa para sus estudios e informes.