Cómo hacer un buen aislamiento de puentes térmicos en tu proyecto

puentes térmicos

La envolvente del edificio representa, además de su valor estructural y estético, la piel protectora que contribuye al confort en el interior del inmueble. Uno de los grandes problemas a nivel de aislamiento es la presencia de puentes térmicos. ¿Cómo puedo aprender a identificarlos y eliminarlos?  

La solución más efectiva es instalar un Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior como SATE Rhonatherm®, en conjunto con otras importantes medidas como la rotura de puente térmico en ventanas

En este artículo te vamos a contar qué es un puente térmico, por qué se produce y cómo detectarlo. ¡Toma nota!

 

¿Qué son los puentes térmicos?

Técnicamente, los puentes térmicos son aquellas zonas o áreas presentes en la envolvente de un edificio o vivienda en las que se produce una merma considerable de la resistencia térmica, a causa de alguna diferenciación o discontinuidad en la construcción.

De una forma más sencilla, podemos decir que los puentes térmicos de una vivienda, ya sea en casas particulares o edificios, son aquellas zonas o puntos de su fachada en los que se transmite con facilidad el calor. Por lo tanto, estos puntos permiten, con demasiada facilidad, la salida del calor en invierno y la entrada de calor durante las temporadas más cálidas, provocando una menor sensación de confort y elevados consumos energéticos por refrigeración o calefacción.

Los puentes térmicos pueden representar hasta el 10% de la pérdida de calor de un inmueble y pueden llegar a causar humedades por condensación superficiales durante la época de bajas temperaturas.

 

Tipos de puentes térmicos

Estos problemas se producen por ciertas variaciones o discontinuidades en la construcción. Y de acuerdo a esto, podemos diferenciar tres principales tipologías de puentes:

    • Constructivos. Se les denomina así a los que se originan por el cambio de materiales o la diferencia de espesor del propio cerramiento. Suceden de forma habitual debido a determinadas especificaciones del diseño de acabado exterior.
    • Por cambio en el tipo de material. Aquí influye la penetración de elementos constructivos en el propio cerramiento, cuyos materiales presentan distinta conductividad térmica. Los ejemplos más evidentes son las vigas o dinteles embebidos en el muro de fachada.
    • Geométricos. Son los puentes causados por las diferencias entre superficies internas y externas. Por ejemplo, son puentes térmicos en fachadas vinculados a zonas como las esquinas.

 

Roturas de puentes térmicos: ¿Cómo se producen?

Dependiendo de los materiales que empleemos en la construcción, podemos crear un sistema de rotura del puente térmico. ¿Qué significa esto?

Si los puentes térmicos en fachada son las zonas en las que se transmite el calor con mayor facilidad, entonces puede evitarse o disminuirse dicha transferencia al incluir en esas áreas un material que sea mal conductor del calor. A esto es a lo que llamamos un sistema de rotura del puente térmico.

Por ejemplo, los perfiles metálicos utilizados en las ventanas, como buenos conductores de calor, crean puentes térmicos. En este caso se incluyen en el perfil ciertas piezas de materiales como el PVC que impiden la transferencia de calor a través del metal.  

 

Contacto Rhonatherm

 

Cómo detectar los puentes térmicos en tu vivienda

Para detectarlos en las viviendas existen tres métodos, unos más precisos que otros.

    • Por inspección visual. Nos permitirá localizar a simple vista posibles zonas con condensaciones o moho. Además, el tacto nos puede ayudar a revisar ciertas superficies y detectar alguna diferencia en la temperatura. Este método solo detecta problemas muy evidentes, por ello normalmente constituye una revisión preliminar.
    • Mediante termografías. Este método consiste en realizar diagnosis de edificios con cámara termográfica, cuyas imágenes muestran las zonas de pérdida de calor del inmueble. Es una revisión no invasiva, puesto que no necesita la realización de calas. Es un procedimiento ideal para evaluar el antes y el después de una rehabilitación energética.

TERMOGRAFÍA

 

    • A través de cálculos numéricos. Es el método más exacto. Consiste en calcular, mediante softwares especializados, el comportamiento térmico de la envolvente de la vivienda. Una de las desventajas de esta técnica es que, para ser efectiva, deben conocerse todas las características de la estructura de la fachada (materiales, espesores y localización de elementos), lo que puede implicar realizar calas y precisar mayores tiempos de análisis.  

 

Te puede interesar: ¿Dónde y cómo optar a las ayudas para la rehabilitación de fachadas?

 

 

¿Cuáles son los efectos de los puentes térmicos?

    • Deben evitarse o aislarse porque producen un incremento en la demanda de calefacción o de aire acondicionado, es decir, generan un mayor consumo energético
    • Además, constituyen una de las causas principales de deterioro estructural de la vivienda. En un inmueble con puentes térmicos muy críticos, puede incrementarse hasta en un 30% la velocidad de su envejecimiento estructural.
    • Por otro lado, durante la época de verano, en la que el clima exterior de la vivienda posee temperaturas mayores a las internas, estos problemas de la envolvente permiten la entrada de calor. Aunque esto no generará efectos tan adversos, sí produce el efecto de pared caliente.
    • El mayor problema sucede en las épocas de invierno. Aquí los puentes térmicos ayudan a generar las condensaciones superficiales ¿Cómo? En estas zonas el calor escapa al exterior y, bajo ciertas condiciones, la superficie se enfría y la humedad se condensa.
    • Las humedades por condensación pueden causar moho, afectar la resistencia de los materiales de los cerramientos, alterar la estética del hogar e, incluso, afectar la salud de quienes habitan el inmueble. 

 

Sigue aprendiendo: ¿Qué es el SATE Rhonatherm® y para qué se utiliza?

 

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN SOBRE SATE

 

 

¿Dónde suelen aparecer y cómo podemos evitarlos?

Realmente, si no tenemos cuidado en el diseño de cada detalle de la envolvente, pueden producirse puentes térmicos en cualquier zona. Pero, por lo general, los puntos claves en los que más suelen aparecer son:

 

Paredes y pilares embebidos

Surgen en las uniones y esquinas de los muros o fachadas y en la unión de la fachada con el suelo o con la cubierta.

Estas zonas de mayor transferencia energética también aparecen en los pilares embebidos o integrados en dichos muros. Porque este diseño constructivo corta la continuidad, de cierto modo, de la envolvente del edificio. 

Para evitar estas discontinuidades también es efectivo instalar el Sistema de Aislamiento por el Exterior SATE Rhonatherm®. ¿Por qué? Porque protege uniforme y continuamente toda la fachada del edificio a través de paneles de material aislante. Y como tal, sirve efectivamente de aislamiento de los puentes térmicos.

Por supuesto, debe ser instalado por expertos, lo que ayudará por ejemplo, a evitar problemas recurrentes como un puente térmico entre el forjado y el SATE.

Otra ventaja del sistema SATE Rhonatherm es que su aplicación no resta espacio habitable dentro del hogar, se instala por el exterior, sin afectar a los inquilinos, y mejora el confort térmico de los habitantes de la vivienda, porque en verano evita el sobrecalentamiento de los muros y en el invierno protege al inmueble de la pérdida de calor.

 

Ventanas

Son otros de los elementos en los que suelen aparecer zonas de pérdida energética, en cualquiera de sus partes, el cerco, el precerco, el vierteaguas y el vidrio.

¿Cómo aislar los puentes térmicos en ventanas? Eligiendo las adecuadas, tanto por el diseño como por su material. En la actualidad, es común encontrar en el mercado ventanas que incluyen, dentro de los perfiles metálicos, piezas de un material poco conductor, para así producir la rotura del puente térmico.

 

Cámara Isaval

 

Persianas

Los cajones de las persianas constituyen un punto crítico que permite la fuga energética a través de la fachada, debido a que en su instalación se reduce la sección del muro. Pero son detalles en el diseño constructivo que pueden solucionarse al aplicar el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior SATE Rhonatherm®.

 

 

Radiadores

La hornacina debajo de la ventana, utilizada para la instalación de los radiadores, es el típico ejemplo de puente térmico. Puesto que constituye un hueco en el muro que también reduce la sección o espesor de fachada.

Y al igual que el cajón de las persianas, que la unión y esquinas entre muros, techos y suelo y que los pilares embebidos en el cerramiento, estos problemas en la envolvente se resuelven con la instalación del Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior.

Si necesitas mayor información o un asesoramiento directo sobre cómo aplicar el aislamiento de puentes térmicos en tu vivienda, rellena el siguiente formulario o llámanos al 96 164 00 01.