Aislamiento térmico en el CTE y SATE

aislamiento térmico CTE

El protagonismo del aislamiento térmico en el CTE (Código Técnico de la Edificación) es indudable y su regulación es cada vez más estricta para adaptarse a la normativa europea, que impone la obligación de revisar y actualizar los requisitos mínimos de eficiencia energética periódicamente para adaptarlos a los avances del sector. 

Es por este motivo que, en los últimos años, se ha prestado especial atención a la mejora de la calidad de las envolventes térmicas de los edificios, entrando a regular particularmente el aumento del espesor recomendado de los materiales aislantes.

¿Qué incluyen las últimas actualizaciones del CTE? 

Las dos actualizaciones más recientes del CTE son las publicadas el 14 de junio de 2022 y el 20 de diciembre de 2019.

 

Actualización CTE 2022

Esta última actualización del CTE impone tres obligaciones principales:

    • Disponer de una infraestructura mínima para la recarga de vehículos eléctricos.
    • Incorporar sistemas de generación de energía procedente de fuentes renovables a los edificios de uso residencial privado con más de 1.000 m2 construidos. 
    • Utilizar la UNE-EN ISO 52000-1:2019 para la evaluación global de la eficiencia energética de los edificios.

Actualización CTE 2019

El aislamiento térmico es el gran protagonista de esta actualización, al incrementarse las exigencias en la eficiencia energética de los edificios fundamentalmente mediante la utilización de mayores espesores de aislamiento.

Las dos otras líneas de actuación más relevantes son en términos de salubridad y de limitación del riesgo de propagación de incendios por el exterior del edificio.

 

Aislamiento térmico, CTE y SATE 

El SATE se trata de un sistema ideal para cumplir con los requisitos de las tres líneas principales que se tratan en la actualización del CTE de 2019: ahorro energético, salubridad y seguridad contra incendios.

En este sentido, dado el papel predominante del aislamiento térmico en las últimas actualizaciones del CTE, seguramente te hayas planteado la siguiente cuestión: ¿cómo pueden afectar los últimos cambios del CTE a mis proyectos con SATE? A continuación vamos repasando las distintas líneas con influencia en SATE. 

 

    • Ahorro energético

La sección DB H3 del CTE regula los aspectos vinculados al ahorro energético. Aquí, el CTE persigue la construcción de edificios de energía casi nula, es decir, que demanden poca energía para satisfacer las condiciones de confort térmico. Para ello, es necesario diseñar edificios con un buen comportamiento bioclimático, tratar los puentes térmicos para evitar problemas higrotérmicos y controlar la calidad de la envolvente en base a la transmitancia térmica global, el control solar y la permeabilidad del edificio.

Con un sistema SATE se alcanzan ahorros energéticos de hasta un 60%. Esto es debido a la colocación de los paneles de material aislante, que proporcionan un aislamiento continuo a la envolvente, que se ve reforzado con el revestimiento continuo de mortero y malla. Además, puede ajustarse a los requerimientos térmicos de las distintas zonas geográficas previstas en el CTE, configurando el espesor aislante y facilitando así un óptimo control de la temperatura interior y las fugas energéticas.

    • Salubridad

Recogido en la sección DB HS. El principal objetivo en materia de salubridad es la reducción del riesgo de que los edificios se deterioren. En este sentido, el sistema SATE destaca especialmente, ya que impermeabiliza las fachadas y evita las condensaciones, clasificándose con el máximo grado de impermeabilidad (tipo 5) y previniendo la proliferación de microorganismos.

Además, bajo el concepto de salubridad la normativa también persigue el uso de soluciones duraderas que no tengan efectos adversos para el medio ambiente. Por sus características, el SATE tiene una larga vida útil y no pierde sus propiedades durante la misma. En consecuencia, se convierte también en una opción muy interesante en estos términos. 

 

contacto

 

    • Seguridad contra incendios

Recogido en la sección DB SI. Aquí, el CTE regula las condiciones de reacción y de resistencia al fuego de los materiales estableciendo reglas para evitar la propagación del fuego en la propia fachada, así como a las fachadas de los edificios colindantes.

Las soluciones SATE cumplen con lo establecido por el CTE en materia de producción de humos y partículas inflamables. Además, destacan especialmente algunos modelos de paneles como el panel de lana de roca Rhonatherm®, un material incombustible, con la mejor clasificación de reacción al fuego (Euroclase A1) y que no propaga la llama, por lo que se convierten en una muy buena protección pasiva frente a incendios, así como en un potente cortafuegos.

Te puede interesar: Ya disponibles los objetos BIM de SATE Rhonatherm®

 

 

¿Cuál es el espesor mínimo del aislamiento térmico en el CTE? 

Los espesores recogidos en el CTE varían en función de la zona climática, la compacidad, la elección de los elementos constructivos y el tratamiento de los puentes térmicos. 

En el caso de la obra nueva, en esta nueva actualización del reglamento se incrementan las exigencias en los espesores necesarios. En este sentido, por ejemplo, considerando una conductividad térmica del material aislante de 0,035 W/mK, como la del Poliestireno Extruido (XPS), para muros y suelos en contacto con el aire exterior, los espesores recomendados irían de los 5 a los 14 centímetros. Por su parte, para el aislamiento de cubiertas, el nuevo CTE recomendaría alcanzar espesores de entre 5 y 17 centímetros

 

Te puede interesar: Envolvente total: la solución completa de Rhonatherm® para el aislamiento de edificios

 

La exigencia también se incrementa en el ámbito de la rehabilitación, para el cual el CTE prevé unos espesores similares a los de obra nueva. Esto implica llegar a duplicar los espesores de aislamiento establecidos para ciertas zonas en la regulación anterior.

Todo ello conlleva que los espesores de 3 o 4 cm, que eran los más habituales hace unos años, queden relegados a casos excepcionales en los que no es posible usar espesores mayores por las condiciones de la construcción.

 

Sigue aprendiendo: Conoce los principales tipos de acabados en SATE

 

Catálogo RHONATHERM

 

 

Espesores del aislamiento térmico recomendados en el CTE según la zona climática

En el Documento Básico DB-HE Ahorro de Energía del CTE se regulan las exigencias de aislamiento. En concreto, establece que los edificios dispondrán de una envolvente térmica con características destinadas a limitar las necesidades de energía primaria para alcanzar el confort higrotérmico en función de:

  • La zona climática: identificada mediante las letras A, B, C, D, E, en base a la severidad climática y con α para las Islas Canarias.
  • El régimen de verano e invierno: representado con los valores 1, 2, 3, 4.
  • El uso del edificio: pudiendo ser residencial privado o de otros usos.

Asimismo, se persigue evitar las descompensaciones en la calidad térmica de los diferentes espacios habitables, así como también limitar la transferencia de calor entre particiones interiores  y con las zonas comunes del edificio. 

En edificios residenciales nuevos, se establece que los espesores variarán en función de la zona climática, la compacidad, los elementos constructivos y el tratamiento de los puentes térmicos, según lo recogido en la siguiente tablas:

Espesor de aislamiento (cm) en obra nueva y rehabilitación (>25% envolvente)

 

Zona climática                                          

Cubiertas: plana e inclinada                                 

Fachada Puente térmicos tratados  Suelos                                            

α

4 a 6  4 a 5 3 a 5 

A

5 a 7 5 a 6 3 a 5 

B

7 a 10 6 a 8 4 a 5
C 11 a 14 8 a 11

5 a 7

D 12 a 15  9 a 12

5 a 7

E 14 a 17 11 a 14

6 a 8

En el caso de rehabilitaciones de edificios, los espesores por zona climática serán los siguientes:

 

Espesor de aislamiento (cm) en rehabilitación (<25% envolvente):

 

Zona climática                         

Cubiertas                                                 Fachadas                                     

Suelos                             

α

5 3 3

A

6

4 4

B

7 5 4
C 8 6

5

D 9 7

6

E 9 8

7

 

Como ves, el aislamiento térmico cuenta con una regulación específica y cada vez más detallada en el CTE, especialmente en cuanto al espesor de los materiales aislantes se refiere. Así pues, conviene tener en mente las condiciones establecidas antes de iniciar un proyecto de estas características para asegurar el cumplimiento. 

Si necesitas más información sobre el cumplimiento de los requisitos de aislamiento térmico del CTE o cualquier tema relacionado con nuestro sistema SATE,  rellena este formulario o llámanos al 96 164 00 01. Te ayudaremos sin compromiso.