Rehabilitación de fachadas: mortero monocapa o SATE

Rehabilitación de fachadas

La rehabilitación de fachadas implica la realización de trabajos para la reparación y mejora de los cerramientos o muros que envuelven el inmueble. Es un proceso que se hace necesario cada cierto tiempo (20 a 30 años dependiendo de las características del inmueble) y en el que se pueden aplicar diversos sistemas.

Tradicionalmente el uso de morteros monocapa ha sido la solución más extendida para la reparación de fachadas y su renovación estética. 

Actualmente, y en un modelo hacia una construcción más sostenible, es más habitual  emplear sistemas que proporcionen beneficios extra, como es el caso del sistema SATE Rhonatherm®. ¿Por qué? Porque aporta aislamiento térmico y puede mejorar el acústico. 

Además, el SATE también ofrece variedad de acabados estéticos, alarga la vida útil del inmueble, minimiza los mantenimientos y eleva la calidad y valor del inmueble.

¿Estás pensando en la rehabilitación de tu fachada? A continuación, te entregamos un análisis comparativo entre estas dos soluciones: el mortero monocapa y el Sistema de Aislamiento Térmico Exterior SATE.

¿Cómo rehabilitar una fachada?

Aunque cada rehabilitación de fachada constituye un proyecto con requerimientos y especificaciones únicas, existen una serie de pasos clave para llevar a cabo estos trabajos:

  • 1. Reunión de Junta de Propietarios. En caso de comunidades es necesario aprobar la necesidad de rehabilitación de fachada y establecer el presupuesto.
  • 2. Contratación de profesional competente que realizará el estudio, análisis e informe del estado del edificio en materia de rehabilitación. Además, determinará las acciones constructivas, de reparación y mejora necesarias. Siempre atendiendo a:
    • Informes anteriores del edificio, en el caso de estar disponibles.
    • Las indicaciones comunicadas por la comunidad de propietarios.
  • 3. Tramitación de los permisos o licencias de obras necesarias, de acuerdo al municipio en el que se localice el inmueble. Aquí se siguen estos pasos:
    • Presentación del proyecto de rehabilitación ante el Ayuntamiento, realizado y firmado por un arquitecto especialista. También se debe incluir el estudio de viabilidad.
    • Cumplimentación de los impresos de solicitud de obra, adjuntando memoria explicativa de los trabajos constructivos y el presupuesto avalado por la empresa ejecutora.
    • Abono de las tasas tributarias pertinentes, como el impuesto de construcciones, instalaciones y obras, el de prestación de servicios urbanísticos, etc.

 

Sigue aprendiendo: ¿Qué es un agente rehabilitador?

 

  • 4. Ejecución de los trabajos de rehabilitación de fachada. En este paso final es indispensable contar con una empresa experta.

Es importante ser conscientes que la rehabilitación de fachadas no se trata de maquillar las caras externas del edificio. Es un proceso delicado en el que deben cumplirse las normas técnicas, las de seguridad y las asociadas a la eficiencia o a la rehabilitación energética.

 

 

Principales sistemas para la rehabilitación de tu fachada

  • Enfoscado de cemento. Es uno de los sistemas más antiguos. Es un tipo de revestimiento de gran dureza, pero precisamente su rigidez puede ocasionar problemas como el agrietamiento. Además:
    • Necesita mayor mantenimiento.
    • No favorece al ahorro energético.
  • Mortero monocapa. También es un sistema tradicional. Es un mortero compuesto y dosificado industrialmente que se aplica sobre la fachada, formando una sola capa continua y sirviendo de acabado final.
  • Sistema de Aislamiento Térmico Exterior. Consiste en la colocación de paneles de aislamiento térmico sobre la envolvente del edificio, de forma continua. Estas planchas se sujetan al muro de soporte mediante sistemas adhesivos y mecánicos. Como revestimiento final se emplea una o varias capas de mortero reforzado con malla.
  • Fachada ventilada. Se aplica por el exterior y se compone de una capa de soporte, una capa de material aislante y una capa exterior como revestimiento. Produciéndose una cámara no estanca entre la primera y última capa.

Originalmente, en las rehabilitaciones se empleaban enfoscados o morteros monocapa. Pero gracias a los avances tecnológicos, se han desarrollado sistemas que proporcionan múltiples e importantes beneficios, como el Sistema de Aislamiento Térmico Exterior.

 

Te puede interesar: Fachada ventilada o SATE: ¿Qué sistema elegir?

 

Actualmente, el mortero monocapa y el sistema SATE Rhonatherm® son las 2 opciones más extendidas y empleadas por las empresas especializadas en la rehabilitación de fachadas.

 

Más información sobre SATE

 

 

¿Qué es una rehabilitación con mortero monocapa?

 

Rehabilitación mortero monocapa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La reforma de fachada con el sistema monocapa es el proceso constructivo en el que los muros son revestidos externamente con una o dos aplicaciones de un mortero compuesto por áridos, cemento, fibras y aditivos, más el agua que se agrega en obra. Creando así una capa única de 15 mm de espesor.

El mortero monocapa puede extenderse o proyectarse sobre la superficie del cerramiento, constituyendo un acabado final con diversas opciones de colores y texturas. Siendo una solución muy aplicada en los trabajos de rehabilitación de fachadas.

 

Particularidades

Entre las particularidades del mortero monocapa se encuentra que:

  • Se caracteriza por ser impermeable y transpirable. Exactamente, es un producto que, al fraguar, puede absorber el agua, pero impidiendo su transferencia al muro o soporte y facilitando su evaporación. Además, es un material que facilita el tránsito del vapor de agua desde el interior del inmueble hacia el área externa.
  • Cuenta con una extensa gama de pigmentos y texturas que pueden seleccionarse para una completa renovación estética de la fachada. Las texturas se logran mediante el tratamiento final de la superficie del mortero en estado fresco.
  • Representa una inversión periódica. Aunque, posee una vida útil entre 8 y 10 años, tiene la desventaja de tener que renovarse para garantizar mayor protección al muro soporte o corregir la aparición de grietas o fisuras.
  • No ofrece una solución para el aislamiento térmico ni acústico. Por lo que tampoco aporta confort a la vivienda.

 

 

 

Reforma de fachadas con SATE

Reforma de fachada con SATE

La reforma de fachadas de casas mediante el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior SATE Rhonatherm® ofrece múltiples beneficios, tanto para la protección del inmueble como para el confort de los habitables o usuarios.

En concreto, esta solución estabiliza la temperatura en el interior del edificio, evitando la aparición de grietas y fisuras en los cerramientos. Esto debido a que desaparecen las fluctuaciones térmicas que dan lugar a las dilataciones y contracciones en los elementos estructurales.

Este sistema de aislamiento térmico es eficaz, proporcionando el máximo confort interno, evitando que el calor que emite el sistema de calefacción salga al exterior. Y, en la época de verano, evitando que el calor externo se transmita al recinto interior. Logrando, a la vez, un enorme ahorro energético y de dinero.

Además, la colocación del sistema de paneles del sistema SATE Rhonatherm® no disminuye el espacio habitable, y la ejecución de los trabajos necesarios no perturban el desarrollo de las actividades dentro del hogar o de las oficinas. Puesto que solo se llevan a cabo en el exterior del edificio.

 

contacto rhonatherm

 

Ventajas de apostar por un sistema SATE frente a rehabilitación con mortero monocapa

Frente a la rehabilitación de fachadas efectuadas con mortero monocapa, el sistema SATE Rhonatherm® presenta las siguientes ventajas:

  • Cuenta con una vida útil superior a los 25 – 30 años. Con un adecuado mantenimiento podría superar incluso los 50 años. 
  • Ofrece el mejor aislamiento térmico.
  • No requiere eliminar el revestimiento de enfoscado viejo, salvo que presente riesgo de desprendimiento.
  • Contribuye a la conservación del medio ambiente, porque ayuda a reducir las emisiones de CO2.
  • Ayuda a la revalorización del inmueble.
  • Mejora el aislamiento acústico.
  • Facilita que el edificio se adapte al Código Técnico de la Edificación CTE.
  • Puede ayudar  a la uniformidad estética entre las fachadas de un conjunto de edificios.
  • Evita la degradación del material de los muros, la aparición de moho y manchas.

 

 

Cuánto cuesta un proyecto SATE

Ahora te preguntarás ¿Cuánto cuesta rehabilitar una fachada? El precio de la rehabilitación depende de diversos factores, como la cantidad de superficie de la fachada, el tipo de cerramiento que presenta o la configuración del diseño externo.

Un proyecto SATE Rhonatherm®, normalmente, presenta un coste más elevado, pero con todas las ventajas que supone, representa una interesante inversión. Además de mejorar la calificación energética de tu vivienda, disfrutarás de una revalorización total de tu inmueble.

Por último, el coste de un proyecto de rehabilitación con SATE Rhonatherm® puede reducirse gracias a las actuales subvenciones, una opción que no existe en las rehabilitaciones con morteros monocapa.

 

Te puede interesar: Ayudas para la rehabilitación energética de fachadas y cómo optar a ellas

 

¿Necesitas ayuda en la reforma de la fachada de tu casa? Para mayor detalle sobre nuestro sistema SATE Rhonatherm®, sobre el precio, la garantía o cómo optar a las ayudas para la rehabilitación de fachadas, llámanos al 96 164 00 01 o rellena el siguiente formulario.