Entradas

Termografía de edificios: qué es y en qué consiste

Un correcto aislamiento térmico de los edificios y las viviendas es fundamental para conseguir la mayor eficiencia energética posible. Ahora bien, ¿cómo podemos detectar los puentes térmicos al detalle para conocer el nivel de intervención que necesita un edificio? En este sentido, tiene un papel importante la termografía de edificios.

¿Qué es la termografía de edificios?

La termografía es una técnica que nos permite obtener, gracias a dispositivos óptico-electrónicos como cámaras termográficas, información sobre la intensidad de radiación infrarroja que emite un cuerpo y medir su temperatura a distancia y sin contacto físico.

Conociendo los datos de las condiciones del entorno (humedad, temperatura del aire, distancia al objeto…), podemos convertir la energía radiada, invisible al ojo humano, en una imagen visible formada a partir de la temperatura superficial de los objetos captados por la cámara.

CONTACTO

Las cámaras termográficas

Las cámaras termográficas son muy útiles hoy en día para resolver problemas de mantenimiento, inspeccionar sistemas eléctricos o mecánicos, e incluso evaluar la envolvente de los edificios.

 

diagnóstico edificios cámara termográfica españa

 

La principal característica de una cámara termográfica es su sensibilidad térmica para poder detectar diferencias de temperaturas muy pequeñas. Cada pixel de la pantalla de la cámara se corresponde con una medida de la radiación, y por tanto con un valor de temperatura. Una paleta de colores permite distinguir temperaturas diferentes.

Todos los cuerpos a temperaturas superiores a -273ºC emiten energía radiante que se transmite en forma de ondas electromagnéticas de diferente longitud de onda, que no requieren de un medio material para su propagación. A mayor radiación infrarroja, mayor temperatura.

* En termografía hay que evitar tomar datos en materiales metálicos pulidos, con valores de emisividad inferiores a 0,7 que la cámara termográfica no detecta.

 

Catálogo RHONATHERM

Conceptos relacionados con las cámaras termográficas

  • Campo de visión FOV. Indica lo que la cámara está viendo o midiendo.
  • Resolución IFOV. Capacidad de visualizar detalles. Depende del detector, de las lentes  y de la distancia.
  • Sensibilidad térmica. Incremento mínimo de temperatura que se puede detectar con la cámara.
  • Exactitud. Capacidad de la cámara para indicar temperaturas que se aproximen a los verdaderos valores de las temperaturas a medir.
  • Rango térmico. Se define a partir de las temperaturas extremas (mínima y máxima) que la cámara puede medir.
  • Escala. Conjunto de temperaturas que pueden medirse dentro de un rango preestablecido. Cuando se optimiza la escala, la cámara es capaz de mostrar hasta 256 tonos cromáticos en una imagen.
  • Enfoque. Es el aspecto más crítico de una medida termométrica. Es similar a un enfoque visual. Un enfoque fino es crucial para obtener mediciones precisas.
  • Paleta de colores. Existen diferentes opciones en la cámara termográfica, como la paleta arcoíris, que proporciona un mayor contraste entre zonas con valores de temperatura cercanos. La paleta de hierro puede ofrecer mayor comodidad visual en ciertos casos ya que los colores se mezclan más suavemente y la paleta de grises es muy recomendable para la mayor parte de las mediciones.
  • Fusión termográfica. Consiste en fusionar una imagen real con una imagen termográfica.
  • Análisis cualitativo. Cuando no es necesario medir la temperatura ni ajustar la emisividad para detectar que existe un problema. Es muy intuitivo y fácil para ver variaciones con respecto al valor normal.
  • Análisis cuantitativo. Requiere termografías radiométricas (acceso a todos los puntos de temperatura que definen la termografía). Se debe conocer la incidencia de ciertos parámetros críticos: carga del sistema, condiciones atmosféricas (viento, humedad…), emisividad.

Aplicaciones de la termografía

Entre las aplicaciones de las cámaras termográficas, podemos enumerar:

  • Aplicaciones eléctricas
    • Detección de malos contactos
    • Detección de sobrecargas, desequilibrios y armónicos
    • Sobrecalentamientos en máquinas eléctricas, como transformadores, motores…
  • Aplicaciones mecánicas
    • Rodamientos
    • Acoplamientos
    • Poleas y cintas de transporte
  • Inspección térmica de edificios
    • Puentes térmicos
    • Eficiencia del sistema de aislamiento

Diagnosis de edificios mediante termografía

La inspección de edificios mediante la tecnología termográfica es una forma potente y no invasiva de supervisión y diagnóstico del estado de los edificios. Gracias a las cámaras termográficas, los profesionales de la construcción, pueden detectar fallos de aislamiento y otros defectos similares de forma fácil y rápida. La detección y reparación de fallos de aislamiento pueden generar un gran ahorro de energía.

 

Una cámara termográfica puede identificar problemas en una fase temprana. De ese modo, se puedan documentar y corregir antes de que se agraven y resulten más costosos de reparar.

La inspección para el diagnóstico de edificios con una cámara termográfica ayuda a:

  • Visualizar las pérdidas de energía.
  • Detectar un fallo o defecto en el aislamiento de la envolvente.
  • Localizar fugas de aire.
  • Localizar humedad en el aislamiento de muros y cubiertas, tanto en la estructura interior como en la exterior.
  • Detectar moho y áreas mal aisladas.
  • Localizar puentes térmicos.
  • Localizar filtraciones de agua en cubiertas planas.
  • Detectar roturas en tuberías de agua caliente.
  • Detectar fallos de construcción.
  • Encontrar averías en el tendido eléctrico y en los sistemas de climatización.
  • Detectar fallos eléctricos.

 

Formacion RHONATHERM

Apostamos por la tecnología termográfica

El equipo de técnicos cualificados y experimentados del Departamento de Prescripción de Isaval, equipo creador del Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior Rhonatherm®, ofrece asesoramiento a proyectistas, directores facultativos, jefes de obra y técnicos en general. También presta su apoyo los aplicadores formados en los cursos de la Escuela de Formación Teórico-Práctica de la compañía, para el arranque y seguimiento de SATE para cerramientos de edificios.

 

Equipo técnico diagnosis cámara térmica

Entre sus funciones también está la elaboración de informes técnicos que incluyen estudios de patologías y propuestas de intervención en envolventes de edificios, basados en el uso de la cámara termográfica. Recientemente recibieron formación en las instalaciones de la empresa ADLER, para el manejo de la cámara termográfica FLUKE TI 401 PRO, modelo de última generación que hemos empezado a utilizar para los estudios e informes.

 

Si necesitas más información sobre nuestros métodos de detección de fallos en el sistema de aislamiento, asesoramiento para aislar tu vivienda, o quieres recibir formación de instalador del sistema SATE Rhonatherm®, escríbenos a través de este formulario:

     

    ¿Cómo saber si mi casa está bien aislada?

    comportamiento fachada con sate rhonatherm

    Si has llegado hasta este artículo es porque probablemente sospechas que tu vivienda puede no tener un buen aislamiento. Antes de explicarte cómo puedes comprobar si tu casa está bien aislada, ten en cuenta que la fachada de un edificio sirve como barrera protectora ante las inclemencias del tiempo: frío, calor, lluvia, nieve, viento…

    Si tu fachada está correctamente aislada, habrá menos transmitancia de temperatura entre el interior y el exterior, lo cual se traduce en una optimización del rendimiento de tus equipos de climatización. Una vivienda bien aislada significa una reducción de hasta un 60% en las facturas energéticas.

     

    Informacion RHONATHERM

     

    ¿Qué ocurre si mi casa está mal aislada?

    Pues sencillamente que gastamos más en climatizarla para mantener los niveles de confort interior necesarios. El gasto en climatización de un piso mal aislado o una casa sin aislamiento se nota en las facturas de la luz, gas y/o gasoil, dependiendo del sistema de climatización que disponga la vivienda.

    Un aislamiento térmico deficiente hace que el calor interior en invierno (calefacción) y el frío en verano (aire acondicionado) se escapen por las paredes. Está comprobado que aislar la casa reduce la factura eléctrica entre un 40 y un 60%. Al mismo tiempo que contribuimos a la mejora del medio ambiente, al consumir menos electricidad o combustible reduciéndose las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

     

    ¿Cómo puedo saber si mi casa está bien aislada?

    Lo ideal y más fiable es realizar una termografía. Hoy en día existen numerosos profesionales expertos en la realización de informes térmicos. Las cámaras termográficas se han convertido en una herramienta de diagnóstico, económica, sencilla y definitiva cada vez al alcance de más técnicos.

    A través de la imagen térmica podemos comprobar si nuestra vivienda está bien aislada y localizar los puntos críticos de nuestros muros por los que se escapan el calor o frío interior.

    Nuestro equipo técnico utiliza la tecnología de las cámaras termográficas desde 2012 para realizar mediciones en obra nueva o rehabilitación. Poder tomar decisiones en base a datos y valores reales sobre el aislamiento de la vivienda a través de la tecnología nos permite descubrir aquellos puntos críticos por los que entra el frío y se escapa el calor en una casa sin aislamiento, o con poco o mal aislamiento térmico en las paredes.

     

    Técnicos de nuestro equipo muestran en el siguiente vídeo emitido en Canal 9 el funcionamiento de una cámara termográfica para comprobar el aislamiento de viviendas existentes.

    Otra forma de comprobar si nuestras casas están bien aisladas es haciendo agujeros en los tabiques que dan a las fachadas y comprobando la existencia en los muros de cámaras de aislamiento térmico y sus características. Este método resulta un poco incómodo porque va asociado a la realización de obra y puede resultar menos apetecible.

    Y por supuesto, si la propia vivienda no dispone de aislamiento térmico en las paredes, puede darnos pistas que nos ayuden a determinar si nuestra vivienda está bien o mal aislada:

    • Podemos observar si en invierno, con la calefacción puesta, se producen condensaciones y aparecen manchas de moho en las paredes.
    • Debemos estar atentos a las ventanas, prestando atención a condensaciones de agua en los cristales.
    • Observar la temperatura en las distintas habitaciones de la casa para detectar si alguna habitación no se calienta o enfría como las demás.
    • Prestar atención a juntas y rendijas de ventanas para comprobar si se escucha el ruido del viento.

     

    CONTACTO

     

    ¿Cómo aislar una casa ya construida por fuera sin hacer obras en el interior?

    ¿Quieres saber como aislar una casa por fuera? La instalación de un sistema de aislamiento térmico por el exterior como el sistema SATE Rhonatherm® nos permite aislar cámaras y viviendas mal aisladas. Si bien es cierto que en obra nueva está teniendo un gran auge y que cada día se está apostando más por el aislamiento SATE en las nuevas construcciones, para aislar una vivienda ya construida el SATE es el tipo de aislamiento perfecto para aislar paredes de viviendas existentes.

    De los tipos de aislamiento para viviendas que existen en el mercado, el Aislamiento Térmico por el Exterior SATE, nos permite aislar las paredes utilizando materiales para conservar el calor en invierno y el frío en verano aislando la casa por fuera. Esta es una de las 10 ventajas de colocar SATE en la fachada puesto que nos permite aislar una vivienda ya construida sin necesidad de realizar obras en el interior de la vivienda, evitando y reduciendo así las molestias a los dueños de la vivienda, que no necesitarán salir de su casa o de su piso durante la obra.

     

    beneficios aislar exterior rhonatherm

     

    Además, tenemos que ver el aislamiento de nuestros edificios no como un gasto sino como una inversión. El importe de una obra de aislamiento térmico se amortiza entre 5 y 7 años con los ahorros que se producen en la factura de la luz o gas. Además, contribuye a la reducción de emisiones a la atmósfera, así que, al mismo tiempo, también estaremos cuidando de nuestro planeta.

     

    Marco legal que regula el aislamiento térmico

    En 2006 entró en vigor el primer Código Técnico de la Edificación (CTE) aprobado mediante RD 314/2006. Supuso la implantación obligatoria de medidas de eficiencia energética en los proyectos de edificios en el sector de la construcción con el fin de reducir el consumo de energía.

    Hasta su llegada, solo era obligatorio cumplir con las normas recogidas en la Norma Básica de la Edificación NBE-CT-79, que, a partir de 1980, comenzó a exigir la colocación de aislamiento térmico en las viviendas con recomendaciones no muy exigentes. Los edificios de esos periodos cuentan con espesores claramente insuficientes que van desde 1,5 a 2,5 cm. Esto nos lleva a afirmar que los edificios construidos antes de 2006 presentan niveles de aislamiento térmico insuficientes, por no decir deficientes o muy deficientes y que el parque inmobiliario español, en gran medida, está mal aislado por ser anterior a dicha época.

     

    Los edificios construidos antes de 2006 presentan niveles de aislamiento térmico insuficientes, por no decir deficientes o muy deficientes, por lo que el parque inmobiliario español, en gran medida, está mal aislado por ser anterior a dicha época.

     

    La primera de las medidas que estableció el CTE en la realización de un proyecto fue la “Exigencia Básica HE 1: Limitación de la demanda de energía”. Esta medida determina que los edificios deben contar con una envolvente que limite la demanda energética de la vivienda para alcanzar el bienestar térmico en su interior. Dicha envolvente debe ser aislante, permeable al aire y resistente a la radiación solar con el fin de evitar problemas higrotérmicos en las edificaciones.

    A partir de 2006 con el CTE en vigor, se toma verdadera conciencia de la necesidad de aislar adecuadamente nuestros edificios, tanto los de nueva construcción como los existentes, y se empiezan a incorporar aislantes con espesores mínimos de 6 cm. En la actualidad ya no es sorprendente encontrar edificios aislados con grosores que sobrepasan los 14 cm.

    Si crees que tu vivienda puede estar mal aislada o con bajos niveles de aislante en las paredes y estás pensando en mejorar el aislamiento de tu casa o en aislarla por completo, te recomendamos leer este artículo: Aislamiento de viviendas: en qué consiste, tipos y ventajas

    Si necesitas más información sobre cómo saber si tu casa esta bien aislada, escríbenos sin compromiso a través de este formulario:

     

      Sate rhonatherm consigue la DAP

      PINTURAS ISAVAL  obtiene  la DECLARACIÓN AMBIENTAL DE SISTEMA RHONATHERM (ETIQUETADO TIPO III) verificada por SGS Tecnos,  SA . 

      La declaraciones ambientales del sistema de aislamiento térmico Rhonatherm (en adelante, DAP) permite presentar la información ambiental cuantificada sobre el ciclo de vida del mismo, para permitir la comparación entre productos que cumplen la misma función, según la Norma UNE-EN ISO 14.025.

      Los objetivos principales de la DAP Rhonatherm  son:

      • Proporcionar información basada en el Análisis de Ciclo de Vida e información adicional de los aspectos ambientales de los productos que componen un SATE.
      • Ayudar a los compradores y usuarios a hacer comparaciones de manera informada entre sistemas de las mismas caracteristicas.
      • Promover la mejora del desempeño ambiental.
      • Proporcionar información para evaluar los impactos ambientales de los productos a lo largo de su ciclo de vida.

      El análisis de ciclo de vida  previo realizado al Sistema Rhonatherm (ACV) trata los aspectos e impactos ambientales potenciales a lo largo de todo el ciclo de vida del sistema,  desde la adquisición de las materias primas, pasando por la producción, utilización, tratamiento final, reciclado… hasta su disposición final. Es decir, de la cuna a la tumba.

      La Declaración Ambiental de Producto del sistema Rhonatherm es esencial en certificaciones de obra tipo BREEAM, LEED y VERDE.