¿Trasdosado directo de pladur con aislamiento o SATE?

Trasdosado de pladur

Con la conciencia creciente sobre la necesidad de soluciones de aislamiento efectivas, aparecen las dudas a la hora de seleccionar sistemas de aislamiento en proyectos de rehabilitación. 

Una vez descartada la posibilidad de aislar el edificio por el exterior, que sería siempre la opción más recomendable y eficiente, existen distintas opciones. Estas están pensadas para dar alternativas a particulares que deciden aislar sus viviendas, principalmente pisos particulares, por el interior.

El trasdosado directo de pladur con aislamiento o los sistemas SATE son dos de las principales opciones pero, ¿cuál me interesa más? 

 

INFORMACIÓN

 

La decisión correcta estará guiada por múltiples criterios que deben responder a la realidad de cada proyecto y que pueden tener en cuenta: 

  • Capacidad de la solución elegida para proporcionar el nivel de aislamiento necesario
  • Posibilidad de responder a problemas asociados como la condensación
  • Costes del proyecto y retorno de la inversión
  • Complejidad de la obra, características constructivas o disposición de la fachada respecto a otros edificios
  • Posibilidad o no de obtener el acuerdo de la comunidad de vecinos para acometer una obra en la envolvente del edificio
  • Versatilidad de acabados en la solución elegida

En este artículo aprenderás qué es el trasdosado directo de pladur con aislamiento y por qué una solución de aislamiento térmico exterior SATE es más eficiente para tu vivienda.

 

 

¿Qué es un trasdosado directo de pladur con aislamiento?

Las soluciones de trasdosado a día de hoy son múltiples, siendo la más común la generada con pladur (placas de yeso laminado). 

Entre las distintas opciones de instalación destacan: el pegado directo, la fijación utilizando perfiles o anclajes o el empleo de una estructura metálica autoportante (dejando de este modo una cámara intermedia entre la pared original y el nuevo tabique que irá rellena de un material aislante). Esta última es la que ofrece aislamiento térmico en la vivienda. 

Así, el aislamiento trasdosado de pladur tiene el objetivo de generar un aislamiento térmico. mejorar el confort y proteger la construcción de los cambios de temperatura, aunque también puede aplicarse para lograr cierto aislamiento acústico. 

De hecho, esta última característica mencionada (aislamiento acústico) es su uso principal. En la mayoría de ocasiones en que se trasdosa con pladur, el material aislante utilizado es la lana de roca, para asegurar que el aislamiento es también acústico.

Esta opción es muy utilizada para aislar las paredes interiores de fachadas principales a calles ruidosas. Esta modificación, junto al cambio de las ventanas, será un antes y un después para el confort acústico y térmico del espacio.

Dentro de las soluciones de aislamiento con pladur, existen también varias opciones para los materiales aislantes: desde celulosa (interesante para combinar el aislamiento térmico y acústico) hasta lana mineral (que destaca por su incombustibilidad) y la lana de roca (particularmente útil en proyectos localizados en climas de altas temperaturas).

 

trasdosado de pladur con aislamiento térmico

 

 

 

Ventajas e inconvenientes de un trasdosado de pladur con aislamiento térmico

El trasdosado directo de pladur con aislamiento se está comercializando como una alternativa de aislamiento para algunos casos en los que el sistema SATE no es viable. 

De este modo, este sistema permite mejorar el aislamiento de una construcción sin tener que realizar una actuación en la totalidad del edificio o en su fachada. En todo caso, cabe recordar que en estos casos los puentes térmicos no quedarían resueltos, y que el aislamiento no sería total.

A continuación repasamos las ventajas e inconvenientes del sistema trasdosado de pladur con aislamiento:

 

Ventajas

Se considera la alternativa de aislamiento aceptable cuando no es posible intervenir por el exterior de la fachada por diferentes motivos. El principal sería si una comunidad entera no está de acuerdo en instalar un sistema SATE, pero también las propias características del edificio pueden impedir una actuación en la envolvente exterior (ya sea por ser un edificio singular con complejas molduras o por tener una fachada muy próxima a otro edificio). 

Por ello, es a veces la opción más viable en rehabilitaciones de pisos antiguos, si solo se realiza la reforma de una única vivienda.

 

Inconvenientes

El trasdosado directo de pladur con aislamiento presenta inconvenientes importantes respecto a las capacidades aislantes de un sistema SATE. 

  • No supone una solución efectiva frente a puentes térmicos. Cualquier trasdosado es especialmente difícil de rematar en espacios clave como puertas y ventanas. En este sentido, realizar un buen aislamiento de puentes térmicos pasa siempre por aplicar un SATE.  
  • No proporciona protección frente a problemas de condensaciones ni resulta una buena solución para la protección de una pared exterior frente a la humedad.
  • Provoca una disminución de la superficie habitable. El aislamiento trasdosado con pladur reduce el perímetro en el edificio y el espacio habitable en el interior de una vivienda, al tratarse de una actuación por el interior. Es más, se pierden en torno a 10 cm de espacio en una estancia.
  • Se trata de una obra molesta para los inquilinos, ya que las actuaciones se realizan en el interior de la edificación (a diferencia de las soluciones SATE). 

 

 

 

Razones para apostar por el SATE frente al trasdosado de pladur con aislamiento

En cierto modo, el debate sobre trasdosado o sistema SATE es análogo a la pregunta sobre si decantarse por aislamiento interior o exterior. 

Y la solución apunta siempre en una misma dirección: las actuaciones con sistema SATE en la envolvente del edificio son siempre más eficaces a nivel de aislamiento.

 

Simulación Rhonatherm

 

Tanto unifamiliares como bloques de piso y vivienda de obra nueva se benefician de aplicar este tipo de soluciones. El  trasdosado directo pladur con aislamiento, por tanto, aparece como la alternativa y segunda opción en caso de que el SATE deba ser descartado. 

En concreto, se debe poner en valor las siguientes ventajas que solo ofrece el sistema SATE:

  • Respecto a las capacidades de aislamiento térmico, solo el SATE proporciona disminución de la radiación solar, elimina los puentes térmicos y permite conservar la inercia térmica de una edificación
  • Solo el SATE genera protección efectiva frente humedades y condensaciones, ya que presenta transpirabilidad
  • Mirando a la protección que genera, el SATE resguarda un edificio frente a agresiones externas y mejora la estética y el aspecto exterior de un edificio

Finalmente, también es importante tener en cuenta las ayudas económicas para la rehabilitación de fachadas o las deducciones en la declaración de la renta por estas intervenciones. A día de hoy, el acceso a financiación para la instalación de SATE ayuda a compensar su mayor inversión respecto a soluciones intermedias.

 

Te puede interesar: Cómo optar a las ayudas para la rehabilitación de fachadas 

 

¿Buscas el mejor sistema de aislamiento térmico para tu vivienda? En Rhonatherm® podemos ayudarte.

Si necesitas asesoramiento sobre un proyecto SATE, su coste, acabados o más detalles de nuestro sistema, rellena el formulario o llámanos al 96 164 00 01. Te asesoraremos sin compromiso.