Mantenimiento SATE y vida útil del producto

mantenimiento sate

Realizar un correcto mantenimiento SATE es esencial para alargar la vida útil de este tipo de sistemas de aislamiento exterior. 

Si bien se trata de una de las soluciones de aislamiento más duraderas, fiables y eficientes, resulta importante seguir unas reglas a nivel de inspección y mantenimiento SATE adecuadas para garantizar que el sistema cumple su ciclo de vida.

¿Cuáles son las claves del mantenimiento SATE? Tras más de 15 años de experiencia desarrollando Sistemas de Aislamiento Térmico Exterior Sostenibles, en Rhonatherm® te vamos a ayudar a conocer las actuaciones más comunes a nivel de mantenimiento de fachadas SATE y cómo llevarlas a cabo.

 

¿Qué mantenimiento necesita el SATE?

Como indicamos más arriba, la vida útil SATE es prolongada, representando uno de los beneficios más importantes por los que este tipo de soluciones de aislamiento se están incorporando con más frecuencia. 

No obstante, existen algunos deterioros comunes que destacan dentro del mantenimiento de fachadas SATE

  • También pueden aparecer desperfectos debidos a actuaciones inadecuadas de propietarios, operarios de diferentes compañías (para instalaciones eléctricas, de telefonía…).
  • Los sellados suelen requerir de un mantenimiento SATE específico: los materiales de las juntas de dilatación pueden perder propiedades, pueden ocurrir fugas de agua… Por ello, se recomienda una revisión quinquenal de los sellados.
  • El envejecimiento y deterioro en la estética es uno de los problemas más comunes de este tipo de revestimiento, teniendo en cuenta que se trata de un elemento muy visible y directamente expuesto a los elementos. Se engloban aquí diferentes problemáticas, desde la aparición de algas y hongos a las cuestiones en la textura de los acabados.

 

Tal vez te interese: ¿Dónde y cómo optar a las ayudas para la rehabilitación de fachadas?

 

¿Cuánto dura el SATE?

La vida útil SATE sin realizar mantenimientos es de 30 años, un periodo que convierte a éste en el sistema de aislamiento más eficaz y duradero entre las opciones del mercado. Además, con un correcto mantenimiento podría llegar a 50 años o más.  Por otro lado, debes saber que el coste de mantenimiento SATE es mucho más reducido respecto a otras opciones de rehabilitación o revestimiento de fachadas más económicas y de menor calidad como los monocapa, que necesitan una renovación más frecuente y que no aislan como los sistemas SATE. 

En sí, un SATE instalado de forma adecuada y que cuenta con los materiales apropiados contará con una vida útil similar a la del edificio al que se ha incorporado. 

Este ciclo de vida, no obstante, va a verse sometido a incidencias y un envejecimiento natural propio de su función, al estar directamente expuesto a los elementos. 

Es en este punto donde entra en juego el mantenimiento SATE y el control y gestión por parte de profesionales cualificados.

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN SOBRE SATE

 

Edificio SATE

Mantenimiento SATE: actuaciones

¿Cómo se limpia el SATE?

Una de las acciones clave en el mantenimiento SATE es su limpieza en vistas a eliminar la suciedad, algas o moho que, potencialmente, pueden aparecer en estas estructuras según las condiciones que rodean al edificio. También es necesaria para aplicar de nuevo revestimientos SATE.

En esta actuación de mantenimiento de fachadas de edificios SATE, se emplean: 

  • Agua caliente a presión (a un máximo de 60º y 60 bar).
  • Tratamientos biocidas en caso de necesidad. En este punto el proceso sería aplicar una solución al 5% – 10% en agua con biocida de cloruro de amonio. Para obtener unos resultados óptimos, el desinfectante ha de llegar hasta el fondo de los poros y la mejor manera es aplicándolo con brocha. Por último, dejar actuar el desinfectante de 2 a 4 horas.
  • Repintado (imprimación y pintura). Por ejemplo, para renovar el aspecto de la fachada, recomendamos la aplicación de los distintos sistemas de protección de fachadas de Isaval, acrílicos, siloxanos, elásticos, etc.

Se desaconseja el uso de decapantes con base disolvente (acetona, aguarrás, gasolina, aceites minerales, etc.) que pueden penetrar y dañar el mortero y los paneles de aislamiento.

 

1. Regeneración externa por envejecimiento

Se trata de una de las acciones orientadas a minimizar el envejecimiento y mejorar la estética en el mantenimiento SATE, cambiando incluso el color del revestimiento mediante productos especialmente indicados.

 

2. Reparación de grietas en esquinas 

Desconchados, descascarillados o fisuras son pequeños defectos que ocurren en la superficie y no llegan a capas más profundas, como la malla. 

En este caso, se recomienda eliminar la parte afectada utilizando un cuchillo filoso en cortes verticales y horizontales, y aplicar un refuerzo SATE en forma de L continua de placa de EPS, todo ello con materiales adecuados y recomendados por el fabricante.

 

3. Reparación de grietas 

La creación de grietas no es habitual en los SATE, por lo que sus causas pueden ser

por esfuerzos estructurales no previstos o por algún error de aplicación (no haber colocado los paneles aislantes trabados, separación entre paneles y no estar colocados a testa, insuficiente solape entre mallas, embebido excesivo de la malla, exceso de capa base, etc.).

En este caso, será importante la labor de inspección y mantenimiento SATE para determinar cuál ha sido el origen de las grietas y poder ir a la raíz del problema.  

Así, las actuaciones serán diferentes si la grieta viene causada por una junta excesivamente grande o por una malla mal colocada, entre otras causas.

En cualquier caso, estas actuaciones típicamente conllevan retirar el acabado SATE dañado mediante un raspador, papel de lija o una esmeriladora.

 

Mantenimientos de SATE

4. Reparación de daños por perforación

Los punzonamientos son daños que rompen la malla de fibra de vidrio, deformando la superficie de los paneles SATE Rhonatherm®. 

De nuevo, se deberá eliminar la capa dañada, llegando a cortar la maya, y encajar un nuevo trozo de EPS a presión, aplicando después mortero y acabados.

 

5. Reparación de fisuras superficiales aisladas

Se consideran grietas superficiales las que son mayores de 1 mm pero no traspasan el mortero de la capa base y no dañan o cortan la malla de fibra de vidrio. Proceso:

  • Aplicar decapante de pinturas tipo gel y base acuosa mediante rodillo o pincel.
  • Esperar el tiempo necesario antes de rascar con una espátula y comprobar que la pintura sale con facilidad.
  • Rellenar la fisura con una masilla elástica. Por ejemplo Rhonaplast Fibra Elástico.
  • Una vez endurecida la capa, aplicar una mano de mortero acrílico Reviquarz Primer.
  • Delimitar el área a revestir como acabado con cinta de carrocero bastante ancha.
  • Aplicar producto de terminación con el color y textura similar al resto del paño.
  • Retirar la cinta y con un cepillo y espátula rematar los bordes para que se
  • quede una junta perfecta.

 

6. Corrección de irregularidades en acabados de texturas

En el acabado de textura pueden darse irregularidades debido a usos de herramientas dispares, condiciones climáticas, o líneas de andamios, entre otros motivos.

En estos casos, se recomienda aplicar una capa de cobertura base y otra de acabado de textura hasta llegar a una abertura o junta de trabajo, garantizando así que se eliminan las irregularidades. 

 

Reforma fachada con SATE

7. Prevención y eliminación de eflorescencias 

Se denomina como eflorescencia a las manchas blanquecinas de aspecto irregular que aparecen en superficies con problemas de humedad, y están directamente relacionadas con la salida de agua a través del material cementoso. 

Por ello, el mantenimiento SATE para remediar las eflorescencias debe comenzar por determinar la causa de la aparición de agua. Respecto a la eliminación de este problema a nivel estético, se utilizarán productos de limpieza de uso general  (si son de limpieza ácida, diluidos al extremo) y agua presurizada.

 

8. Optimización energética 

Otra de las actuaciones más comunes respecto al mantenimiento SATE es la optimización energética de estos sistemas mediante la instalación de paneles aislantes adicionales. De este modo, se trata de aplicar un nuevo sistema de aislamiento exterior sobre el ya existente. 

Como ventaja adicional, esta optimización energética también permite renovar el aspecto externo del SATE, o modernizar sus funcionalidades, como es el caso de los objetos BIM de SATE Rhonatherm.

En cualquier caso, en este tipo de instalación se deberá calcular el número de fijaciones necesarias, ya que el nuevo sistema irá fijado mecánicamente al cerramiento.

¿Quieres saber más sobre los diferentes acabados para fachadas SATE y cómo garantizar el mantenimiento SATE adecuado para alargar la vida útil de este tipo de soluciones? En SATE Rhonatherm® disponemos de un completo manual a disposición de nuestros clientes donde se recogen todas las necesidades en cuanto a conservación y mantenimiento de un sistema SATE, incorporado tanto en obra nueva como en reformas de fachadas. Esta documentación puede complementar al Libro del Edificio, documento que recoge todas las visicitudes de un edificio. 

En caso de no disponer de Libro del Edificio, nuestro documento, dirigido a perfiles técnicos, recoge todas las necesidades de conservación de nuestro sistema SATE. Además, nuestro equipo de profesionales siempre está disponible para ayudarte en cualquier intervención que se haga a posteriori en el edificio, una vez instalado ya nuestro SATE. 

Descarga nuestro catálogo técnico, rellena este formulario o llámanos al 96 164 00 01 para recibir asesoramiento personalizado por parte de nuestro equipo técnico.

 

 

Solicitar más información